2008-01-24 17:08:55

Síntesis del mensaje del Papa para la Jornada Mundial de las Comunicaciones Sociales


Jueves, 24 ene (RV).- Como es tradicional en el día en que se celebra la memoria de san Francisco de Sales, hoy se ha presentado el Mensaje de Benedicto XVI para la Jornada Mundial de la Comunicaciones Sociales 2008, cuyo lema es «Los medios: en la encrucijada entre protagonismo y servicio. Buscar la Verdad para compartirla».

La presentación ha tenido lugar en la Oficina de Prensa de la Santa Sede y ha estado a cargo del presidente del Pontificio Consejo para las Comunicaciones Sociales, Mons. Claudio María Celli, y del Secretario del mismo dicasterio, Mons. Paul Tighe. El responsable de los programas en lengua española de Radio Vaticano, Padre Juan José Fernández Ibáñez nos presenta una síntesis de este mensaje pontificio: RealAudioMP3


En el Mensaje el Papa Benedicto XVI expresa su vivo aprecio a los media y los ve como parte constitutiva de la cultura actual. Subraya su papel de difusores del bien primario de la información, soporte para el desarrollo de la democracia, promotores de la alfabetización, del diálogo y de la comprensión entre los pueblos, y vehículos de la libre circulación del pensamiento en orden a la solidaridad y a la justicia social. De este modo, los media responden a su alto deber de servir el bien común y favorecer «la formación ética del hombre y el crecimiento del hombre interior».

 
Pero ante semejante potencialidad, el Pontífice señala el riesgo de que éstos puedan caer en un protagonismo indiscriminado o terminen en poder de quien se sirve de ellos para manipular las conciencias o, aún, con la actual tendencia los media pueden llegar a vivir una verdadera mutación del papel para el cual a veces no sólo representan la realidad, sino que incluso “crean” los mismos acontecimientos. Dada la fuerte incidencia de estos medios en la persona y en la sociedad, reafirma que «no todo lo que es técnicamente posible es también éticamente practicable».

 
La sociedad se encuentra de este modo ante una encrucijada y debe hacer algunas elecciones que ya no pueden prorrogarse puesto que la cultura mediática debe ser considerada «parte integrante de la cuestión antropológica, desafío crucial del tercer milenio». Los media, a través de una «info-ética» que los lleve a defender la dignidad de cada persona, están llamados a «buscar y presentar la verdad sobre el hombre, que es la vocación más alta de la comunicación social», utilizando para este fin todos los lenguajes, cada vez más bellos y refinados, de los que disponen. Esta tarea no atañe sólo a los responsables y a los agentes de la comunicación, sino cada vez más a todos nosotros, que también nos hemos convertido en agentes a través de los nuevos media como la telefonía e Internet. Así es posible volver a dibujar el rostro mismo de la comunicación.

 
Este Mensaje ve a cada persona como buscadora de la verdad. Y quien aprecia «los productos editoriales, programas o fiction de calidad, en que la verdad, la belleza y la grandeza de la persona, incluida su dimensión religiosa, son reconocidas y bien representadas» está en busca de la verdad. Quien sabe que la Verdad es Cristo, no puede evitar, hoy, de comunicarlo, transmitirlo y compartirlo: «Esta época de la comunicación es un tiempo precioso para la búsqueda de la verdad y para el desarrollo de la comunicación entre las personas y los pueblos».







All the contents on this site are copyrighted ©.