2006-11-24 16:03:44

Ante el inminente Viaje del Santo Padre a Turquía, declaraciones del cardenal prefecto de la Congregación para las Iglesias orientales


Viernes, 24 nov (RV).- Se está aproximando la fecha del viaje del Santo Padre a Turquía, y mucha importancia se está dando al encuentro con la Iglesia ortodoxa, con el Patriarcado ecuménico de Constantinopla, y el impacto que va a tener en el mundo musulmán la llegada de Benedicto XVI a este país de mayoría islámica. Sin embargo, toda la mañana del viernes, 1 de diciembre, el Pontífice la tiene reservada a los encuentros con la Iglesia católica en sus distintas expresiones. Radio Vaticano ha entrevistado al cardenal prefecto de la Congregación para las Iglesias orientales, Su Beatitud Ignace Moussa I Daoud, quien ha expresado a nuestros micrófonos su felicidad por volver a Turquía acompañando al Santo Padre Benedicto XVI, después de su peregrinación, en mayo de 2004 y en ocasión del 25° aniversario de la visita de Papa Juan Pablo II.

“En Antioquia –ha señalado Su Beatitud Ignace Moussa I Daoud- la primera sede de Pedro y del Obispo san Ignacio, de quien llevo el nombre de mi elección como Patriarca Siro-católico de Antioquia, celebré un rito en lengua siria, la lengua hablada por Jesús. Turquía es tierra de insignes sedes patriarcales y de grandes Concilios -ha recordado- ha sido el lugar privilegiado de encarnación de la fe cristiana. En ella, el cristianismo ha hecho crecer en su seno culturas y sensibilidades diversas que lo han distinguido, a lo largo de los siglos, dando origen a un gran abanico de teologías, de ritos que hacen aún hoy que Turquía sea un fenómeno pluralista”.

La Iglesia católica tiene una fisonomía plural que se refleja en la Conferencia episcopal, de la que forman parte tres obispos latinos, dos obispos armenios católicos, un vicario patriarcal siro-católico y un vicario patriarcal caldeo. En Anatolia hay un delegado para los maronitas, y están presentes también los greco-católicos. Pero la falta de lugares de culto fuera de las grandes ciudades y la gran extensión del territorio eclesiástico impiden estadísticas completas, ha explicado prefecto de la Congregación para las Iglesias orientales.

Por último, Su Beatitud Ignace Moussa I Daoud ha señalado que los obispos dan un número de católicos que oscila en torno a las treinta mil personas. “Parece definitivamente superado el tiempo del progresivo descenso de la presencia católica, por eso albergamos la esperanza de que Turquía, sea cuna del cristianismo, y continúe siendo tierra de fraterno diálogo entre las religiones y las culturas”.







All the contents on this site are copyrighted ©.